Todos pueden ponerse en movimiento

Subir y bajar la escalera, inhalar, exhalar, lavar la loza, son algunas de las actividades cotidianas que nos permitirán en los hogares mantenernos en movimiento, durante esta cuarentena.

A raíz de la pandemia, muchas áreas del del desarrollo y del aprendizaje se han tenido que adaptar a las nuevas condiciones de aprendizaje y contacto virtual con los estudiantes.

La profesora de educación física, Karla Morán Mendoza comentó cómo este departamento ha adoptado diferentes prácticas, con los estudiantes y los profesores, para ponerse en movimiento y hacer ejercicio.

La docente, explica que la actividad física es cualquier movimiento corporal como por ejemplo pasear, limpiar el polvo o sentar y levantarse de la silla. En tanto, el ejercicio físico es una actividad planificada, estructurada y repetitiva que busca un objetivo claro como meta. Entre los ejemplos más comunes están correr, bailar.

Como equipo “no nos costó tanto, adaptarnos a utilizar las nuevas plataformas digitales, ya que tuvimos respuestas muy positivas en todos los niveles con los niños y niñas. Incluso a la fecha nos encontramos desarrollando semanalmente zumba y fitfolk con colegas de otras áreas del colegio”, dijo Karla Morán.

La profesora comentó que ponerse en movimiento debe ir de la mano con una alimentación saludable, “hacer actividad física libera endorfinas, lo que nos permite estar más felices y esto los hemos evidenciado en nuestros cursos”.

Finalmente, la profesora, recomienda a toda familia intentar establecer rutinas de 30 minutos durante tres veces a la semana. Éstas pueden considerar secuencia de sentadillas, flexiones de brazo, plancha abdominal y dorsales.

Compártelo en

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email