Semillas de compromiso y generosidad

El 21 de mayo se conmemoraron los 60 años de vida del instituto Obispo Silva Lezaeta. Cumpleaños que considerará celebraciones todo el año con la esperanza del reencuentro de toda la comunidad educativa.

En la celebración de la misa, participaron los funcionarios destacados por su trayectoria laboral. Con 20 años la profesora de educación general básica Ximena Montenegro Veas, quien gracias a su espíritu de superación realizó dos postítulos, uno en psicopedagogía aplicada al aula y mención en educación matemática para enseñanza básica.

En tanto y con 10 años fueron reconocidos Ricardo Rivera Olivares, quien se ha caracterizado por ser un hombre de familia. Sentido que ha encontrado en el Instituto. Reconociendo en el establecimiento valor y preocupación por las personas, lo que le ha permitido desempeñarse como asistente de la educación, resguardando la seguridad del colegio.

Diez años de trayectoria, también cumplió la docente Jessica Astete Chacón educadora general básica con post título de historia, geografía y ciencias sociales. Jessica se ha caracterizado por la cercanía con sus pares, lo que le ha permitido ser representante del sindicato de trabajadores del establecimiento.

“Aún siento que soy lezaetana de corazón, me reúno con mis ex compañeros del colegio”, relató la docente.

Junto a ellos se reconoció a Fernando Cabrera López, ingeniero informático, devoto de la Virgen Guadalupe de Ayquina. Quien agradece “a Dios y a la Chinita el tiempo de crecimiento personal y profesional, recorrido durante estos diez años en el colegio”. Fernando ha desarrollado importantes habilidades, lo que le permite colaborar de diversas formas y a muchas personas, escuchando y aconsejando. Pero sobre todo apoyando a la organización en tiempos en que todo se debe realizar virtualmente en las diversas plataformas digitales.

En este distinguido grupo además se suma la profesora María Ríos Sueldo, quien agradece a Dios, la oportunidad de contar con su familia en esta etapa de su vida.  “Me siento orgullosa de estar ejerciendo a mi edad, pero sobre todo soy una agradecida de Dios, por permitirme hacer lo que más me gusta. Enseñar bajo su atenta mirada y promover en los niños, niñas y en las familias, nuestra fe y los principios del amor de Dios”, comentó la docente.

Profesora María Ríos Sueldo, también cumplió 10 años en el I.O.S.L

Compártelo en

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email